Visor de contenido web Visor de contenido web

Sendero Busquístar - La Taha

 

1.- Características.

Ruta de senderismo, establecida por el Espacio Natural Sierra Nevada, en su programa de Cuadernos de Senderos de los Parques Naturales de Andalucía. Tiene las siguientes características:

Trayecto: Circular
Longitud: 7,1 Km.
Tiempo estimado: 3 - 4 horas.
Dificultd MIDE: 2
 
 

 

2.- Descripción del sendero.

     Aunque el recorrido comienza y termina en Busquístar, la mayoría dels endero tiene lugar por el término municipal de La Taha, y por algunos de sus pueblos menos conocidos como Atalbéitar, Mecina, o Ferreirola.

     Partimos desde le Iglesia de Busquístar, bajando a la derecha las empinadas calles del pueblo hasta salir al campo por un sendero que está señalizado tanto de pequeño recorrido (PR), como de largo recorrido; en este caso el tramo corresponde al GR-142. En uno sminutos dejamos atrás huertos de hortalizas y frutales, álamos y fresnos, para entrar en un encinar clareado entre grandes rocas de esquistos. Durante el recorrido nos acompaña el sonido del río Trevélez que baja encajonadamente buscando el valle del Guadalfeo. Rodeamos el cerro de La Mezquita y nos depedimos de la atractiva vista de Busquístar para entrar en La Taha de Ferreira, que así se conocía esta demarcación en el periodo musulmán. Un poco más adelante vemos los pueblos que vamos a recorrer: Ferreirola, Mecina Fondales y Atalbeítar.

 

      Bajamos a Ferreirola pasando por cultivos abandonados y un baranquillo de aguas ferruginosas (de ahí el nombre latino del pueblo), y una fuente a la que llaman "la gaseosa". Una vez en el pueblo tomamos la calle del Agua, que baja frente a los lavaderos y la fuente.


     En menos de media hora llegamos a través de bancales, barrancos y acequias a Fondales, que es el barrio más bajo de los tres que componían el antiguo municipio de Mecina Fondales.
 


              Aqui podemos apreciar la peculiar arquitectura de los pueblos alpujarreños, compuesta por elementos obtenidos del entorno: las piedras de esquistos para los muros, las mas planas para suelos y aleros, las vigas de castaño, la "launa" para impermeabilizar las cubiertas planas. Sus calles tortuosas, sus "tinaos", sus huertos abancalados..., componen un paisaje difícil de olvidar.

     Salimos de Fondales, por una empinada vereda que sale a unos metros de la fuente, si queremos así evitar los rodeos de la carretera que nos lleva a Mecinilla. Atravesamos este barrio y en unos metros estamos en Mecina. Desde aqui seguiremos a la derecha la carretera que nos lleva en un par de kilómetros de nuevo a Ferreirola. Desde el lavadero asciende la vereda que nos lleva en un par de kilómetros de nuevo a Ferreirola.

   

     Desde el lavadero asciende la vereda que nos va a llevar ahora a otro de los pueblos que pertenecen a La Taha de Pitres. En sólo quince minutos estamos en Atalbéitar. Cruzamos a la derecha el pueblo, otra reliquia de la arquitectura popular, y de nuevo estamos en el campo, que desde los años sesenta se encuentra bastante abandonado.

     A pocos metros llegamos a un cruce. El camino de la izquierda nos llevaría por el sendero GR-7 hasta Pórtugos, y el de la derecha, que es el que seguimos nos lleva por cultivos que en otro tiempo fueron auténticos vergeles de frutales, hortalizas, castaños y moreras. Un pintoressco molino ruinoso junto a un barranco nos hará ir con cuidado por esta zona quebrada. Ascendemos una dura rampa y en unos minutos salimos a la carretera. Caminaremos por el borde de ésta hasta bajar a Busquistar donde finaliza nuestro itinerario circular.