Visor de contenido web Visor de contenido web

Sendero de Gran Recorrido GR-240 (SULAYR)



 

1. - Características generales.

     El sendero SULAYR, toma el antiguo nombre musulmán de Sierra Nevada, "la montaña del Sol", precisamente porque este sendero hace un recorrido circular por todo el macizo montañoso, a una considerable altura entre los 1.800 m. y los 2.000 m.

   Rescatar el antiguo nombre de Sulayr ha sido también rescatar del olvido innumerables caminos. A través de ellos, engarzados a media montaña, entre las cumbres y los pueblos, se recorren más de 300 km. alrededor de esta montaña singular. Diferentes culturas asentadas en sus estribaciones han utilizado estas sendas tradicionales mientras vivieron en la sierra, así como caminos arrieros y forestales.

Descarga de un folleto sobre el Sendero Sulayr  5.182 kb
Descarga de otro folleto (modelo 2010) del Sendero Sulayr  6.608 Kb



 

Imágenes y textos tomados de la guía del sendero Sulayr editada por el Parque Nacional de Sierra Nevada a través de la Consejería de Medio Ambiente y la editorial Penibética.

 

2.- El tramo 6 (Capileira - Trevélez)

     En este trayecto del Sulayr se comunican los dos pueblos más altos de Sierra Nevada: Capileira y Trevélez, pasando por el municipio de La Taha; y durante su recorrido gozaremos de espléndidas vistas sobre el Mediterráneo y la Alpujarra Occidental. Es un itinerario exigente, de casi mil metros de desnivel, bordeando la alta montaña, por lo que requiere una buena condición física e ir equipado convenientemente.
 
 


 

3.- Descripción del sendero.

KM 0.- Capileira.

    

        Iniciamos la marcha saliendo del pueblo de Capileira por la carretera de la Sierra. Hasta hace pocos años por esta vía se podía cruzar Sierra Nevada en vehículo para llegar a la vertiente norte y a la ciudad de Granada. Hoy día el acceso a las cumbres está regulado por razones de conservación y sólo es posible subir en vehículo hasta la Hoya del Portillo, a 2.160 m. de altitud.

           Ascendemos por la carretera asfaltada durante 800 m. dejando a la derecha el camping y con vistas del Barranco del Poqueira y de la Sierra de Lújar. Abandonamos la carretera, que luego cruzaremos hasta tres veces, para tomar a la izquierda el sendero que asciende una corta pendiente, deja a la izquierda una senda y continúa subiendo por una zona de chaparros y monte bajo hasta salir de nuevo a la misma carretera; la cruzamos retomando la vereda por el encinar y enseguida estamos de nuevo en el asfalto. Volvemos a cruzar la vía y por el pinar en paralelo a la carretera volvemos a atravesarla ya por última vez.

 

      
    

      En este punto se puede hacer una breve parada para recuperarnos de la subida y contemplar las cumbres del Veleta y del pico Tajo de los Machos. Observamos también, debajo nuestra, una pista forestal que sale desde la carretera y recorre a media ladera la sierra por encima de Pitres y Pórtugos hasta el pueblo de Trevélez, y con la que nos encontraremosvaria shoras después. Continuamos el sendero que ahora asciende suave entre el pinar y más adelante, por un barranquillo sombreado, alcanzamos una bonitas peñas bajo las que pasamos para llegar al Haza del Cerezo.
 
Km. 3.3.- Tiempo 1h 10min.- Haza del Cerezo.

   

     El Haza del Cerezo es un paraje de antiguos cultivos donde todavía queda algún frutal que da nombre al lugar. Pertenece al término municipal de La Taha y tiene una gran balsa de riego. SIn llegar a la balsa, alcanzamos un caril entre pinos donde encontramos un cruce. El carril de bajada es el camino que desciende a la pista del Tajo de Cortes y luego a los pueblos de Pórtugos, Pitres y Bubión. Nosotros seguimos subiendo por el carril durante unos 200 m. para dejarlo por la vereda que nos sale a la derecha y que un poco más arriba cruza la Acequia Baja.

Este agua procedente del Río Poqueira es todo un ecosistema a su paso y es la que llena la enorme balsa que vemos abajo, en el Haza del Cerezo, para dar a gua a la zona de la Taha, un unicipio que engloba pueblos inolvidables.

          Continuamos la dura subida por el pinar con algún tramo despejado con estupendas vistas. Un poco más arriba cruzamos la Acequia Alta, que no siempre lleva agua. Atravesamos el Barranco de las Chorreras y seguimos ascendiendo por el pinar hasta alcanzar un carril que tomamos a la izquierda, llevando unos 300 m. para dejarlo por la vereda que sube a la derecha, cruza de nuevo el Barranco de Las Chorreras y llega a la Hoya del Portillo.
 

 

Km. 6 Tiempo 2h.- Hoya del Portillo

          La Barrera de la Hoya del Portillo es la que regula el paso de vehículos por la carretera de la Sierra, que es de acceso restringido desde aquí. Por eso es fácil ver el aparcamiento lleno de coches de montañeros que parten desde este punto para acceder a la alta montaña, sea el Mulhacén o al Refugio del Poqueira. Tiene este control una pequeña Área Recreativa sobre la barrera con una construcción peculiar.
    
     Continuamos nuestro camino pasando la barrera y siguiendo la pista hasta salir del pinar, donde dejamos atrás el término municipal de La Taha para entrar en el de Pórtugos. Un poco más adelante llegamos a unos prados en la zona conocida como las Alberquillas, donde hay una fuente y alcanzamos la cota máxima del itinerario, los 2.240 m. de altitud. A partir de aquí es casi todo descenso.
   

      

 

Km. 7,3 Tiempo 2h y 20 min.- Las Alberquillas.
     Este paraje de Las Alberquillas es una zona ganadera y es fácil ver pastando ganado vacuno en los prados. En las inmediaciones hay una balsa y un aprisco. A unos metros de la fuente sale el sendero a la derecha d ela pista, por encima de un juncal. El camino, a media ladera, discurre por un piornal y llaneahasta adentrarse en el pinar. A continuación cruzamos el Barranco del Manzano y más adelante el Barranco del Jabalí. Tras una breve asecensión alcanzamos la Loma del Jabalí, donde rtenemos unas extraordinarias vistas del Valle del Río Trevélez, del Guadalfeo y del Mediterráneo. En los días claros puede verse incluso la costa africana.


     Este grandioso escenario natural,de inmensos horizontes, bien se merece una parada. Aquí es fácil comprender la singularidad de Sierra Nevada; una alta montaña cercana al mar, con todo lo que significa esto en diversidad de especies y paisajes.
 

 

Km. 9,7 Tiempo 3h.- Loma del Jabalí.

 

       Descendemos la Loma del Jabalí por un carril hasta el pinar, observando por el camino restos de una trincheras de la Guerra Civil, y al fondo contemplamos las SIerras de Lújar y la Contraviesa.

     Una vez en los pinos tomamos a la izquierda la vereda, perfectamente visible, que baja en diagonal, hacia el Valle del Rïo Trevélez. Más adelante después de caminar por el piornal y lastonar comenzamos a transitar por una zona de endrinos, chaparros, majuelos, etc.  

     Tras un zig-zag en el camino entramos en un área de antiguos cultivos, y más adelante, en el paraje de Prado Toro, encontramos una maravillosa balsa de agua junto a un manantial, bajo la sombra de un enorme nogal. Buen sitio para refrescarse y disfrutar de este paraje bucólico. Aün se conservan en Sierra Nevada lugares donde el tiempo se ha detenido y podemos recrear las actividades tradicionales de los habitantes de la smontañas y admirar la sabia utilización de los recursos naturales de la zona.


           Continuamos nuestra marcha bajando desde la balsa  solo unos metros, para enseguida, a la izquierda, seguir el sendero en dirección noreste por un robledal, que va recuperando sus antiguos dominios, hasta bajar a la pista forestal, que al inicio de nuestro itinerario, dejamos a la derecha.

 

Km. 13 Tiempo 3h 40min.- Barranco José Martín.
     Seguimos la pista a la izquierda, en la misma dirección de la marcha, y cruzamos a cienc metros el Barranco de José Martín y más delante el pendiente Barranco de la Bina. A quinientos metros de éste la pista traza una curva donde tomaremos a la derecha el sendero que sube al pinar y vuvlve a enlazar con la pista. La seguiremos un trecho para luego volver a dejarla por un corto tramo de vereda que tenemos a la derecha, que baja por un barranquillo, hasta salir de nuevo a la pista. Continuamos por ella más de un kilómetro, ya que con vista al pueblode Trevélez, que surge recostado en sus tres barrios: alto, medio y bajo, en la falda del Mulhacén. Esta estructuración en barrios es muy corriente en La Alpujarra, con unos desniveles altitudinales entre ellos enorme, como es el caso de Trevélez. Lógicamente el barrio alto es el lugar tradicional de los patores, próximo a los pastos, lo mismo que las zonas bajas suelen ser las habituales de campesinos y comerciantes.


     Seguimos la pista hasta una amplpia curva junto a una era, donde tomamos el sendero que baja desde el CHorrillo hasta Trevélez. Más abajo cruzamos una acequia. En los bordes de los bancales vemos nogales, saúcos, zarzamoras, y alguna morera con sus grandes hojas verdes y su fruto blanco y dulce. En unos quince minutos estamos en el Bario Alto después de haber cruzado el barranco del Río Chico.